A pacientes ‘no les alcanza el dinero’ para comprar medicinas; según el Gobierno, abastecimiento aumentó el 30 %

De una funda blanca, Ana Tugulinago sacó una especie de receta, escrita a mano, con el nombre de un medicamento.

Tras salir del hospital Pablo Arturo Suárez, en el norte de Quito, pasado el mediodía de este miércoles, cruzó la calle e ingresó a la farmacia para ver si compraba el fármaco, pero por su alto precio desistió.

El medicamento es para tratar venas várices. Por cinco sobres tenía que pagar más de $ 10, dinero que no tenía.

El medicamento debe tomar durante tres meses, pero le dieron turno para julio. Le dijeron que estaba copada la agenda de atenciones.

“Voy a tener que ver cómo conseguir para unas cinco siquiera, por lo menos, unos cinco sobrecitos, pero me dice (el médico) que tome por treinta días (…), me sale 30 dólares con algo (…), no me alcanza para comprar”, dijo la mujer que llevaba gorra para protegerse del sol y usaba una mascarilla.

Unos metros más abajo, por una puerta de acceso a esa casa de salud, estaba Ligia de la Guerra, quien contó que a un familiar le llamaron para una operación de cadera, pues estaba a la espera de esa intervención. La operación será el próximo lunes.

Señaló que su allegado ha esperado por casi un año, pues no había la prótesis. Una de las molestias que siente su familiar es dolor de la pierna.

El ministro de Salud, José Ruales, reconoció que la dotación de medicamentos ha sido un problema.

Indicó que recibieron el Gobierno en mayo del 2021 con el 52 % de abastecimiento, a pesar -agregó- de que se ha incrementado el número de atenciones que pasaron de 30 millones a 42 millones.

En promedio, agregó, por cada atención el paciente recibe tres medicamentos, lo que significa que hay más de 120 millones de fármacos que se entregan.

Señaló que han logrado cambiar los mecanismos de compra de medicamentos, y casi la mitad de los fármacos se adquieren por vía de catálogo electrónico.

Eso, explicó, define previamente la calidad del medicamento, el precio -a través de una subasta- donde hay varios participantes.

Sostuvo que también se lo ha hecho para enfermedades catastróficas, raras e incluso para vacunas.

“Hay todavía dificultades en algunos medicamentos que no tienen proveedores locales, que tenemos que hacer compras internacionales o que no le quieren todavía vender al Estado por el antecedente de ser un mal pagador”, explicó.

Se buscan mecanismos internacionales para medicamentos oncológicos, VIH, entre otros.

El funcionario dijo que están mejorando las compras directas para aquellos medicamentos que no entran en ese proceso.

Señaló que el plan Medicina Cerca en farmacias privadas es para complementar la receta, de tal forma que si con los mecanismos anteriores no se logra entregar los fármacos, se externaliza una receta.

“Al final del año llegamos entre el 77 % y 80 % de abastecimiento”, expresó Ruales en radio Única.

Con voz de resignación, mientras cerraba su funda blanca, Tugulinago indicó que “sí debería haber” los medicamentos en los hospitales. (I)

Fuente: EU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *