Edificio de la Policía de Ecuador será derribado tras el asesinato de María Belén Bernal

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció este lunes que derribarán el edificio de la Escuela Superior de Policía donde, el pasado 11 de septiembre, ingresó la abogada María Belén Bernal, cuyo cadáver fue hallado diez días después en el cerro Casitagua, en Quito.

El gobernante dijo que ubicarán “esté donde esté en el planeta” al teniente Germán Cáceres, esposo de Bernal, y principal sospechoso en el caso que ha conmovido al país.

“Una vez que la Justicia, la Fiscalía y los jueces haya obtenido de este edificio todas las pruebas necesarias, una vez que aquello haya sucedido, este edificio será derrumbado”, dijo el gobernante en las afueras de la Escuela Superior de Policía.

Lasso añadió que luego empezarán a construir “un nuevo edificio que dé inicio a un nuevo concepto de la escuela superior policial”, que esté inspirado “en el respeto a la mujer”.

En el sitio se realizó un cierre simbólico del edificio donde presuntamente ocurrió el femicidio contra Bernal.

Al asumir este lunes como ministro del Interior, Juan Zapata, se refirió al crimen de Bernal, como un “hecho repudiable”.

“Estamos molestos. Es un hecho repudiable, un femicidio que no debe volver a ocurrir nunca más. Un hecho que nos repugna absolutamente a todos. El país requiere Justicia y respuesta, y no puede haber Justicia si no cumplimos con la misión de capturar al principal sospechoso de este femicidio”, afirmó Zapata, quien lideraba el Servicio Integrado de Seguridad (ECU 911).

El teniente Germán Cáceres es el principal sospechoso de haber asesinado a Bernal, luego de que esta acudiera a visitarlo a la Escuela Superior de Policía en la madrugada del 11 de septiembre, y de que desapareciera hasta que sus restos fueron hallados en un cerro cercano diez días después.

“Que le caiga todo el peso de la ley. Seremos muy firmes en la sanción administrativa a aquellos malos elementos policiales que no hicieron lo que tenían que hacer: cumplir con su misión y juramento institucional”, sostuvo Zapata.

Tras el asesinato a Bernal, la Escuela de Policía quedó al mando de mujeres de esa institución. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: