Crimen de María Belén Bernal es tratado como asunto de Estado

El Gobierno elevó el asesinato de María Belén Bernal a un asunto de Estado. Lo hizo al pedir ayuda internacional por la desaparición la abogada, tras ingresar a la Escuela Superior de Policía.

También al notificar del caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y solicitar a la Ameripol que le ayude a ubicar a Germán Cáceres, principal sospechoso de esta muerte violenta.

Guillermo Lasso dimensionó el impacto que tuvo este crimen en las estructuras del Estado. “Como Presidente les quiero pedir perdón, porque esto no debe suceder nunca, mucho menos en un edificio público donde se forman quienes deben protegernos”, dijo.

Acto seguido, pidió la renuncia a la plana mayor de la Policía, desvinculó a dos generales y separó de su cargo al Ministro del Interior. “Mi deber como Presidente es actuar para recuperar la confianza de la ciudadanía”, añadió.

Acciones puntuales
El Sistema de las Naciones Unidas (ONU) emitió un comunicado en el que lamentó el femicidio de Bernal. Dijo que estos hechos “necesitan ser investigados de manera expedita e independiente y sancionados conforme la Ley”.

El asesinato de la abogada evidenció la situación de violencia contra la mujer en Ecuador. Según datos oficiales, en lo que va del 2022 se han reportado 264 homicidios intencionales de mujeres, 59 registrados como femicidios.

La reparación integral
Lasso y la ONU coincidieron en pedir la reparación integral y la necesidad de adoptar medidas para que no se repitan estos delitos.

Este concepto jurídico señala que “toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley”.

También se habla de la adopción de medidas para evitar que este tipo de delitos se repitan. Lasso se comprometió a “trabajar de manera colaborativa en los cambios necesarios para prevenir, atender y erradicar la violencia en contra de las mujeres”.

Puntos de vista
‘La familia debe decidir’

Marlon Martínez Molina, abogado litigante

“Reúne las condiciones para ser calificado como un crimen de Estado, pero será la familia de la víctima la que decida qué camino legal tomar. Es un caso bastante complejo en donde debería dar su criterio la Corte Constitucional y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Si se trata el asesinato de Bernal como femicidio se individualiza el delito, ya que se especifica que hay solamente un autor material. Un crimen de Estado abarca autor material, omisión por parte del Estado. Serán los familiares los que deban decidir si se trata como un crimen con responsabilidad estatal y se topa al caso de femicidio como algo secundario”.

‘Acciones y omisiones de agentes estatales’

María Dolores Miño, docente de Derecho y experta de Derechos Humanos

“La responsabilidad directa del Estado surge por acciones u omisiones llevadas a cabo por sus agentes: personas actuando investidos de poder estatal. Dicha responsabilidad directa se configura aún si el agente estatal cometió los hechos lesivos de modo ultra vires (principio jurídico que considera nulos los actos de las entidades públicas o privadas que rebasan el límite de la ley) o violando la normativa existente. Esto es para evitar que personas que ostentan poder público se valgan de su estatus para menoscabar derechos a través de actos que, en palabras de la CorteIDH, desbordan su competencia”.

‘Existe responsabilidad, pero no crimen de Estado’

Ramiro García, subdecano de Jurisprudencia de la Universidad Central

“En el crimen de Bernal existe responsabilidad del Estado, debido a que fue cometido por un servidor policial en las instalaciones de la Policía Nacional. Pero no reúne las condiciones para un crimen de Estado ya que tiene todas las características, por ejemplo no hay un afán de encubrimiento o de armar un relato sobre el hecho. Al contrario, hay un afán de investigar. Pero es importante que se investigue todo. Al llegar a comprobarse de que existe una responsabilidad directa del Estado, se podrían adoptar medidas como poner el nombre de María Belén Bernal a la Escuela Superior de Policía”.

‘No es crimen de Estado’

Farith Simón, profesor de Derecho

“Me entristece y me indigna el femicidio de María Belén Bernal, tengo una opinión sobre la responsabilidad directa del Estado. Es una opinión y puede ser equivocada, lo importante no es tener la razón, sino saber la verdad, que sancionen a todos y que se produzcan cambios serios. Es erróneo señalar que este delito es un crimen de Estado. La violencia en contra de María Belén Bernal se da por su relación de pareja. Que sea en la Policía y un policía lo hace más grave y da cuenta de lo extendido y naturalizado de la violencia contra la mujer. La obediencia no se extiende a actos fuera de la función policial, hay que cuestionar”.

Fuente: EC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: