Los alimentos que no debemos guardar en el refrigerador

La refrigeración es una de las mejores maneras de conservar los alimentos en buen estado. Más aún en un clima tropical, en el cual tendemos a almacenar la mayoría de los comestibles en el refrigerador.

Aunque es algo que estamos acostumbrados a hacer, hay ciertos alimentos que se deterioran más con el frío. En ocasiones pierden su sabor, nutrientes o su firmeza si están expuestos a bajas temperaturas.

¿Cuáles son los alimentos que no debemos guardar en el refrigerador?

  • Chocolate. La mayoría de las personas piensan que si no se refrigera el chocolate puede derretirse. Aunque esto es verdad, el frío del refrigerador ocasiona que se forme una capa blanca sobre el chocolate y que cambie su sabor. Lo ideal es almacenarlo a temperatura ambiente pero alejado de la luz para evitar que se derrita.
  • Tomates. Si bien los tomates duran más tiempo bajo refrigeración, su sabor, aroma y textura se ven afectados por esta. Al contrario, en temperatura ambiente, el tomate madura totalmente y se potencia su sabor.
  • Pan. Muchas personas piensan que el pan dura más cuando se lo refrigera, pero lo que ocurre es que pierde su sabor y se endurece. Este alimento se puede almacenar a temperatura ambiente, en un lugar fresco y seco.
  • Ajo y cebollas. Estos alimentos pierden sus propiedades si son sometidos a bajas temperaturas. El ajo tiende a apelmazarse y la cebolla se endurece. Lo ideal para el ajo y la cebolla es guardarlos en un lugar oscuro y fresco, como en una bolsa o en una alacena.
  • Melón y sandía. Estas frutas usualmente son almacenadas en el refrigerador, más aún durante la época de calor. Si el melón y la sandía no se han abierto, pueden permanecer al aire libre. Si ya han sido abiertas, se puede cubrir las frutas con papel de aluminio antes de meterlas al refrigerador.
  • Guineo. Debido a la rápida maduración del plátano muchas personas optan por meterlo en el refrigerador para que se conserve. Sin embargo, esta es una fruta tropical a la que no le conviene el frío, por lo que perderá su sabor y nutrientes. Esto también aplica para frutas como el mango, la piña y el kiwi.
  • Miel. Este dulce alimento pierde sus nutrientes si pasa mucho tiempo bajo refrigeración. La miel se mantiene en buen estado a temperatura ambiente, sin que le dé la luz solar directamente, pues eso sí puede estropearla.
  • Papas. Las papas son alimentos muy duraderos. Si se almacenan en un lugar oscuro y fresco puede durar hasta un par de meses. Al contrario, si se someten al frío del refrigerador tienden a endulzarse y decolorarse.
  • Huevos. El problema con los huevos es que les afectan los cambios de temperatura drásticos. Por eso, las personas suelen guardarlos en el refrigerador hasta que se necesite usarlos. Un lugar ideal para los huevos es fresco y con una temperatura constante al aire libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *