Las festividades también traen depresión: ¿Cómo combatirla?

La temporada navideña se ha convertido en una época especial para reflexionar y pasar en familia. Sin embargo, muchas personas pueden experimentar un conjunto de emociones contrarias como: tristeza, ansiedad y estrés durante estas festividades.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad es frecuente en todo el mundo. A escala mundial, aproximadamente 280 millones de personas tienen depresión, afectando tanto a hombres como a mujeres.

Para la Psicóloga Dawn Potter, las causas de la llamada depresión decembrina se deben a factores ambientales, neurobiológicos y hasta razones sociales que contribuyen a que el ser humano sufra problemas en su salud mental.

Causas de la depresión navideña

Las festividades pueden llegar a producir estrés en el ser humano, siendo necesario buscar un equilibrio entre las diferentes obligaciones que hay en el día a día: fiestas, reuniones y organizar la cena navideña, las personas pueden llegar a ejercer demasiada presión en sí mismas para cumplir con las altas expectativas que se han establecido, generando altos cuadros de tensión y ansiedad en su cuerpo.

Por otro lado, la separación de nuestros seres queridos puede ser un factor que afecte nuestro ánimo. “Si una familia ha experimentado una pérdida o se ha separado de un ser querido, puede ser un factor que motive a que las festividades sean una época triste”, señala la especialista.

Así también, el aislamiento puede conducir a que los seres humanos sientan soledad, dolor y depresión en una época del año en la que se pone tanto énfasis en compartir con nuestros seres queridos.

¿Qué es el Trastorno Afectivo Estacional (TAE) y cómo se relaciona con la depresión decembrina?

El TAE o también llamado depresión estacional se experimenta cuando hay menos luz solar y los días son más cortos y fríos, estación que coincide con las fiestas navideñas.

Si bien millones de personas pueden sufrir esta enfermedad, las mujeres tienen más probabilidades de padecerla que los hombres.

Las bajas temperaturas y la falta de días soleados generan en el ser humano cambios de ánimo, provocando bajos niveles de energía, sentimientos de tristeza y problemas para dormir.

Sin darse cuenta, la disminución de luminosidad puede afectar a dos sustancias químicas cerebrales como: la melatonina y la serotonina, sustancias que ayudan a regular los ciclos de sueño, la energía y el estado de ánimo.

De acuerdo con el Psicólogo Scott Bea, la falta de luz solar reduce nuestros niveles de felicidad y bienestar (serotonina), estimulando el aumento de melatonina, hormona que produce que las personas se sientan somnolientas.

¿Cuáles son los síntomas?

Para la Dra. Potter, “es normal tener algo de tensión durante este tiempo, sin embargo, hay una gran diferencia entre los síntomas de estrés normales y los que indican un trastorno depresivo o de ansiedad significativa”.

Entre los cuatro indicios principales se encuentran:

  • Sentimientos de tristeza o un cambio de humor grave cuando cambian las estaciones.
  • Pérdida de interés en actividades placenteras, incluida la pérdida por relaciones sexuales.
  • Estar ansioso y nervioso todo el tiempo.
  • Dificultad para dormir, ya sea por dormir demasiado o por experimentar insomnio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *