La vacuna de Moderna para el COVID-19 no muestra problemas de seguridad

La vacuna elaborada por la Agencia del medicamento de Estados Unidos compañía estadounidense de biotecnología no presenta «problemas de seguridad específicos» que «impidan la emisión» de una autorización de uso de emergencia, según la FDA, cuyo comité de expertos se reunirá este jueves.

Si obtiene finalmente la aprobación, el inmunizante de Moderna se unirá una semana más tarde al de Pfizer/BioNTech, que ya recibió luz verde de la FDA el pasado viernes, para la mayor campaña de vacunación de la historia de Estados Unidos.

El análisis publicado por la FDA detalla que de los 30.400 participantes del ensayo clínico, 196 contrajeron el covid-19 antes del 21 de noviembre: once entre quienes recibieron la vacuna y los otros 185 en el grupo placebo.

La eficacia media se elevó al 94,1%. Subió incluso hasta el 95,6% para los menores de 65 años, frente al 86,4% en los mayores de esa edad.

Entre los 196 casos de covid-19, 30 fueron graves, continúa el análisis de la FDA, y todos se dieron en el grupo placebo.

Los efectos secundarios más comunes de la vacuna de Moderna, bautizada mRNA-1273, son cansancio (70%), dolores de cabeza y musculares (60%), así como molestias articulares y escalofríos (45%).

Los raros efectos secundarios «graves» tienen tendencia a darse en los participantes jóvenes, más que en los mayores.

Fuente: EU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *