Las claves de acceso al sistema informático de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) fueron vulneradas

La agencia Nacional de Tránsito, informo que 2 500 licencias fueron anuladas. Mientras el personal estaba confinado por temor al covid-19 y todas las oficinas permanecían cerradas, ciberdelincuentes se infiltraron a su base de datos. Así registraron fraudulentamente 2 500 nombres de personas como si hubiesen obtenido una licencia de conducir por primera vez o como si lo renovaran por caducidad. Las alertas se conocieron el 3 de agosto pasado, cuando los funcionarios volvieron poco a poco al trabajo presencial.​

El personal se percató que desde marzo a esa fecha, en el país se emitieron ilegalmente 2 500 permisos de conducción. Desde entonces, el caso se manejó internamente. Ahora, el director nacional de la ANT, Juan Pazos, confirmó al diario El Universo lo ocurrido. Sostuvo que todos los documentos fueron dados de baja del sistema y no podrán ser usados.

En este momento, el caso está en la Fiscalía y la indagación sigue su curso. En el expediente judicial consta que los ‘hackers’ cobraban desde USD 200 por la licencia sportman y USD 1 500 por las profesionales. Luego de que los pagos estaban depositados, los falsificadores recurrían a talleres clandestinos de Quito, Guayaquil y otras ciudades, para elaborar documentos sin validez. Estos eran entregados incluso en las casas de los interesados.

Una persona que optó por este mecanismo accedió a contar el hecho. Dijo que el 10 de mayo pagó para renovar su permiso, que había caducado un mes antes de la pandemia.

Fuente: El Universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *