Usuarios que deben por servicios básicos solicitan más plazo

 

Silvia Vera no sabe qué hacer porque se enteró de que a partir del 13 de noviembre, las empresas que proporcionan servicios básicos (luz, agua y teléfono) ya pueden cortar la provisión.Además menciona que esta desesperada al saber que adeuda un saldo de $ 350 por las planillas de agua y luz en su domicilio, en la ciudadela Alborada, norte de Guayaquil, y de $ 150 de su salón de belleza por esos servicios.

En esa fecha termina la prohibición de suspender los servicios básicos por planillas atrasadas que establece la Ley Orgánica de Apoyo Humanitario, vigente por la pandemia del COVID-19.Silvia es una de las 20 personas consultadas por este Diario sobre este tema, en un recorrido hecho por diversos sectores de Guayaquil. De ellas, siete afirman tener deudas y no saben qué hacer porque se termina el plazo en pocos días.

Juan Carlos Rosero, dueño de un local de encebollados en la Alborada, dice con tristeza que debe $ 400 en agua y luz; solicita más plazo porque la crisis generada por la pandemia todavía le afecta y las ventas siguen bajas.Igualmente, Álvaro Ordóñez, que habita en esa misma ciudadela y es propietario de un bazar, explica que adeuda $ 200 de luz y requiere que el Gobierno le ayude a aplazar el pago por más tiempo.

Fuente: El universo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *