La disciplina ciudadana puesta a prueba en este feriado

Continuamos bajo la presión del Covid-19, una considerable probabilidad de repunte de casos positivos, y un feriado que ha puesto a prueba la disciplina de la ciudadanía.

Lejos de hacer conciencia de que el virus sigue entre nosotros, que sigue matando y desgarrando el tejido social, muchos ciudadanos han preferido relajarse, y es por ello que fue necesario implementar nuevas restricciones en este feriado.


Los controles para el cumplimiento de las medidas dieron como resultado la suspensión de 11 fiestas por exceso de aforo.
Silvio Larrea, director municipal de Control Territorial, informó que además de la suspensión de fiestas, se aplicó está medida en 13 locales comerciales por incumplir el  horario de cierre.

También se sancionó a 47 personas que libaban en el espacio público y a otras 38 que no usaban, ni portaban mascarillas.

PARQUES.
El funcionario explicó que fue necesaria la intervención de los grupos de control para contrarrestar la aglomeración en los parques, y pasadas las 19h00 debió procederse con desalojos de estos espacios públicos.


Además, ante un alto flujo de ciudadanos en la avenida Manabí, Portovial aplicó el protocolo de cierre de vía y se realizó un barrido local a local.

CEMENTERIOS Y PLAYA.
Larrea indicó que las acciones de control se mantienen este día; los cementerios continúan cerrados y, se activará la restricción de acceso a Crucita completado el aforo de 1.300 personas y 300 vehículos.


Advirtió que personal de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional; Portovial, Comisaría de Policía y personal municipal participan en los controles que se dan por aire y por tierra, con el objetivo de que se cumplan las medidas dispuestas por el COE Cantonal y evitar aglomeraciones que aumenten el riesgo de contagio a la población que aún es susceptible al virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *