Con la libre importación de combustible no subirá el gas ni la gasolina, según dijo el Ministro de Energía

El ministro de Energía René Ortiz explicó el significado del decreto ejecutivo de liberalización de combustibles. Sigue congelado el precio del gas, «el consumidor no tiene por qué sufrir impacto. No se toca el gas licuado de consumo familiar», dijo al recordar que además desde junio se usa el sistema de bandas respecto a los precios de los combustibles como gasolina extra y ecopaís y el diésel 2 y premium para los segmentos automotriz, camaronero, pesquero y atunero.

El decreto 1158 firmado ayer por el presidente Lenín Moreno permitirá la importación de combustibles por parte del sector privado. Esta decisión de libre importación tiene que ser interpretado como un alivio fiscal, dijo Ortiz.

Eso significa que una compañía privada con su propio dinero, corriendo su propio riesgo, importa combutibles, aseguró el funcionario. El privado pone su propia plata para importar y con eso el Estado reduce el dinero que tiene que disponer para traer esos productos que son importados.

Con esto, una compañía privada podrá libremente a futuro de importar el combustible que quiera poner en el mercado. Ortiz afirmó que las compañías que quieran participar en el nuevo sistema de importación de combustibles, serán previamente calificadas y deben cumplir con los estándares de calidad para sus productos.

El precio de los derivados de petróleo que no estaban regulados, es decir aquellos que no tienen subsidio del Estado como los de uso industrial, comercial, naviero nacional e internacional y aéreo nacional e internacional serán definidos por cada actor de la cadena de comercialización, tomando en cuenta las condiciones del mercado, explicó el funcionario. 

Fuente: El Universo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *