Evaluarán condiciones que definen la existencia del fenómeno La Niña

Los representantes de las instituciones que conforman el Comité Nacional para el Estudio Regional del Fenómeno de El Niño se reunirán a inicios de septiembre próximo para evaluar si continúan las condiciones que definen la existencia del fenómeno La Niña, caracterizado por temperaturas frías.

El último informe de la Organización Meteorológica Mundial señala que “las observaciones actuales indican que la temperatura de las aguas superficiales y subsuperficiales en el Pacífico tropical es inferior a la media, lo que sugiere que la temperatura de la superficie del mar podría seguir disminuyendo y posiblemente alcanzaría los umbrales que marcan la formación de un episodio de La Niña durante septiembre de 2020. Las predicciones indican que la probabilidad de que se produzca La Niña durante el periodo de septiembre a noviembre se sitúa en torno al 60 %”, dice el informe.

Desde hace seis meses la temperatura de la superficie del mar ha estado un par de grados por debajo de los valores habituales, uno de los ingredientes para entrar al fenómeno de La Niña (que generalmente provoca menos lluvias en la costa del país), asegura Juan José Nieto, del centro para la Investigación del Fenómeno de El Niño (Ciifen)

Pero todavía faltan algunos factores para declararlo en el contexto internacional, como que la condición de un océano más frío de lo normal se mantenga al menos por siete meses junto a una mayor intensidad de los vientos en igual periodo de tiempo. Lo más probable es que se lo declare dentro de un mes y medio con una categoría de débil a moderado. null

«Entonces tenemos un océano frío (ver mapas) sumado a que en Ecuador estamos en la época de verano, entre julio y octubre, periodo en el que la Costa tiene temperaturas más bajas por influencia de la corriente marina fría de Humboldt. Este año está más fría de lo normal, lo que provoca que la temperatura del aire sea más baja», indica.

Si esto se extiende hasta diciembre y enero cuando hay condiciones cálidas se espera que esos meses sean menos calientes que lo habitual, pero no al nivel de lo que ocurre ahora en agosto.

Fuente: El Universo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *