Empresas apuestan a canales electrónicos

El 84 % de empresas ha disminuido sus ventas, incluso con caídas mayores al 50 %. Su principal preocupación es la continuidad, la retención de clientes y el nivel de ventas, según el Estudio de la Situación Empresarial en Ecuador, realizado por Deloitte Consulting a 101 empresarios sobre las tres principales preocupaciones y necesidades que han representado el mayor desafío para su organización en los dos últimos meses (junio y julio).

La liquidez, planeación financiera, provisión de pagos, entre otros, es su segunda preocupación. El 63 % de las empresas ha preferido no endeudarse más y el 45 % no ha reestructurado sus créditos.

Y el 54 % ha disminuido o considera disminuir su nómina.

La prioridad a seguir y que marcará la estrategia para los próximos meses es el aumento o recuperación de ventas.

De acuerdo con el sector, las prioridades que siguen son variadas. Así, para los sectores comercial, financiero e industrial la reducción de costos y gastos es la prioridad dos, mientras que para la construcción lo es la disminución de personal. El 100 % de encuestados de ese sector dijo que sí ha realizado o realizará reducciones de sus nóminas. El sector servicios señala que la reinvención del modelo de negocio será su segunda prioridad.

Para recuperar las ventas, las empresas apostarán por los canales electrónicos y medios digitales (24 %), el empeño de los ejecutivos y su equipo de fuerza de ventas (23 %) y el uso del big data (19 %).

El 51 % no ha considerado realizar un ajuste en los salarios de su nómina. En tanto que el 49% informó que sí ha realizado o realizará ajustes en los salarios de sus empleados (entre 5 % a 20 %). A pesar de haberse visto afectados considerablemente en la reducción de ventas, el 57 % del sector comercial y el 56 % del sector industrial no han ajustado salarios en sus nóminas. Por el contrario, el 100 % de los encuestados del sector de la construcción ha disminuido o considera disminuir los salarios de su personal. El 60 % del sector financiero ha reducido o reducirá salarios, mientras que el 52 % del sector servicios lo ha hecho o piensa hacer ajustes.

“Aunque los retos que se presentan son enormes, la capacidad de liderar situaciones complejas marcará la diferencia entre la supervivencia de las operaciones o el aprovechar la coyuntura para orientar el modelo de negocio, mantener y generar nuevas operaciones y encaminarse hacia una recuperación exitosa hacia la prosperidad. A pesar de los tiempos difíciles que vivimos y los cambios experimentados, el objetivo de un líder sigue siendo el mismo, agregar valor”, concluye Rodolfo Cappelo, socio de Asesoría Financiera de Deloitte Consulting.

Fuente: El Universo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *