Qué dice de tu salud el color de la orina

A través de la orina podemos saber si tenemos alguna enfermedad o algo no anda bien en nuestro organismo. Por eso es importante fijarse en la tonalidad que tiene. Cada persona orina alrededor de litro y medio al día y lo normal es el color amarillo, similar al agua de manzanilla.

“Su color amarillento viene determinado por lo disuelto en ella, un pigmento llamado urobilina que procede de la degradación de la bilirrubina”, indica el doctor Fernando Simal a Web Consultas.

Si el color es claro, podría ser porque bebimos mucho líquido; si es amarillo oscuro, significa lo contrario y necesitamos hidratación. Recordemos que por los riñones pasa cerca del 20 % de la sangre que bombea el corazón.

Si no es de color amarillo, debemos poner atención y tener una consulta médica, en estos casos:

  • Orina roja.- Puede ser por presencia de sangre en la orina o hematuria, por problemas urológicos o nefrológicos. También por antibióticos o incluso alimentos como la remolacha. Podría pasar si ha sufrido un accidente o entrena en exceso
  • Orina casi transparente.- Ocurre cuando hay poliuria, es decir, se orina más de seis u ocho litros al día. Podría deberse a un exceso de hidratación o algún trastorno, como la diabetes insípida
  • Orina naranja.- Cuando se toman ciertos medicamentos, incluidos los de molestias urinarias y quimioterapias. Incluso, cuando se come zanahoria. También podría tornarse de este color si está muy deshidratada o tiene problemas hepáticos
  • Orina verde.- Ocurre cuando se toman medicamentos como antidepresivos o anestésicos. También ocurre por la presencia de bacterias, producto de infecciones. Si consume espárragos podría generarse este color
  • Orina azul-violeta.- Pasa cuando se inserta un catéter por un cálculo renal o cuando hay una enfermedad infantil llamada hipercalcemia benigna hereditaria
  • Orina café.- Puede ser de este color si consumimos habas o aloe. También cuando estamos deshidratados o tomamos medicamentos como metronidazol
  • Orina rojo oscuro.- Cuando tenemos hemoglobinuria o alguna enfermedad hepática
  • Orina turbia.- Síntoma de infección o cálculos
  • Orina con espuma.- El problema es cuando se presenta en exceso, lo que significa que se están perdiendo muchas proteínas. Incluso, podría existir el riesgo de una enfermedad renal glomerular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *