Adiós a Inés Founes, la enfermera del amor infinito

Hablar de generosidad y vocación de servicio era hablar de Inés Founes Montiel, una vinceña de nacimiento pero santanense de corazón.

Inesita, como la conocían sus familiares, compañeros, amigos, pacientes, y sus «hijitos» que hoy le dieron el ultimo adiós, la escoltaron en una caravana vehicular mientras la población salía a las veredas, calles, soportales, hoy se fue tras batallar contra la muerte.

Ines Founes nació un 9 de julio de 1947, en la ciudad de Vinces, provincia de Los Rios, a los 20 años el amor la llevó a radicarse en el cantón Santa Ana, pues contrajo matrimonio con el santanense Luis Alfredo Molina Aragundi, en su feliz matrimonio no logró procrear hijos, pero la vida les regaló muchos; a quienes entregaba su amor de madre.


Al decir de Inesita su mayor motivación sin duda fue su trabajo, como auxiliar de enfermería. Era una mujer muy dulce mucho más con sus niños engreídos, sus compañeros de guardia del Centro Materno Infantil Santa Ana.

Siempre expresaba un consejo a las nuevas generaciones; “Sea cual sea la institución a la que pertenezcamos debemos reconocer que tenemos una misión muy importante, debemos sentirnos orgullosos de pertenecer a ella y realizar nuestras labores día a día con responsabilidad, alegría y optimismo.

«Servir a los demás es una oportunidad que tenemos los seres humanos para afianzarnos como tal, amemos nuestro trabajo”, decía.
Paz en su tumba a la auxiliar del centro de salud Santa Ana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *