Responsabilidades penales en la construcción del Hospital de Pedernales, determinó la Contraloría

Recursos públicos por más de $ 15 millones para la construcción del Hospital de Pedernales (Manabí) estuvieron «en riesgo», según un examen especial elaborado por la Contraloría del Estado.

El organismo de control remitió este martes a la Fiscalía General un informe con indicios de responsabilidad penal (IRP) por el contrato de construcción del hospital Básico de Pedernales de 30 camas, que realizó el Servicio de Contratación de Obras (SECOB) por un valor de $ 15′ 780 166 en el 2019.

Los resultados de este examen especial son reservados, pero se pudo conocer que entre los hallazgos del equipo auditor se solicitó el pago del anticipo de la obra, pese a que los funcionarios a cargo de la adjudicación y de revisar los documentos, no habían verificado la validez legal de las garantías de buen uso del anticipo que había emitido -supuestamente- la Cooperativa de Ahorro y Crédito «La pequeña empresa de Pastaza».

Así, los servidores en conjunto con la contratista, habían puesto «en riesgo» el valor asignado para la construcción al utilizarse garantías «carentes de legalidad» que respalden la edificación del hospital.

Dicha cooperativa había certificado a la Contraloría que la contratista Tippmann, con la que se suscribió el contrato en un primer momento, no era su cliente y tampoco se le había adquirido productos. Además, que las garantías por $ 789 008 para avalar el fiel cumplimiento del contrato, y otros $ 7′ 890 083 que se dieron a favor del SECOB no habían sido suscritas por la entidad financiera.

Una funcionaria administradora del contrato había dado a conocer de este suceso, pero el exdirector general del Servicio de Contratación había dado cinco días de plazo a la contratista para que entregue las garantías, por lo que se mantuvo suscrito un contrato sin que exista garantías de los recursos que se iban a desembolsar para la construcción de la obra.

En todo caso, el contrato con la empresa Tippman no se concretó, y se dispuso la terminación unilateral tras las denuncias.

El 16 de julio del 2019, el SECOB celebraba el anuncio de la adjudicación de la construcción de este hospital «dando cumplimiento al compromiso de construir infraestructuras de calidad para la salud y gracias a la gestión del «Gobierno de Todos”

Se informaba en un comunicado, que se trabajó con el Ministerio de Salud Pública para «diseñar una infraestructura hospitalaria que brinde beneficios a los habitantes de Pedernales y sus poblaciones aledañas» en una área de construcción de 5 000 metros cuadrados».

Ofrecieron que la obra beneficiaría a 88 000 habitantes de la zona, en áreas de consulta externa, emergencia, laboratorio, imágenes, centro quirúrgico, hospitalización, servicios de apoyo, farmacia, entre otros.

«Con valor ofertado de 15´780.166,77 esta obra compromete al Gobierno Nacional y a las instituciones responsables de su ejecución, su pronta entrega en las fechas planeadas, las mismas que serán fiscalizadas en el proceso», reseña la información del SECOB.

Actualmente, la obra fue adjudicada al Consorcio Pedernales Manabí, pero también se abrieron nuevas investigaciones.

La semana pasada, la Fiscalía inició una indagación por presunto lavado de activos en contra de nueve personas, entre ellos, Jean Carlos B., un asesor del legislador de AP, Daniel Mendoza.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo confirmó el 15 de mayo en una rueda de prensa, que las investigaciones se habían iniciado meses atrás y estaban relacionadas con la edificación de este hospital. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *