Personas mayores de 60 años podrían quedar por fuera de los gimnasios

Prohibir el ingreso de las personas mayores de 60 años hasta que la pandemia desaparezca es una de las propuestas que la Federación Ecuatoriana de Físico Culturismo y Levantamiento de Potencia, encabezada por Juan Fernando Paredes, está presentando a los representantes de los COE cantonales para impulsar la reapertura de los gimnasios y demás centros de acondicionamiento.

La medida la toman respaldados en la afirmación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que hace hincapié en que cualquier persona con “más de 60 años” entraría en el grupo de riesgo (junto con los enfermos de afecciones crónicas).

Paredes afirma que en esos lugares se promueve un estilo de vida saludable y por ello está en contra de que ahora los gimnasios compartan “semáforo” con bares y discotecas. “Esos lugares no son indispensables. Allá la gente va a socializar. Hay consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas. Los gimnasios son cunas de deportistas”, señala.

Afirma, además, que decenas de personas dependen económicamente de estos centros de acondicionamiento físico y de ahí la urgencia de reabrirlos, pero cumpliendo un estricto protocolo de bioseguridad.

“Si nos dejan junto a los bares y discotecas significa que abriremos al último. Eso desencadenará en el cierre definitivo de varios gimnasios”, añade.

Después de conversaciones con entrenadores y dueños de gimnasios de todo el país, esta federación elaboró un escrito de tres páginas en el que constan las medidas que tomarán para evitar la propagación del covid-19, pandemia que obligó a cerrar sus puertas a estos y otros negocios desde mediados de marzo.

Además de prohibir la presencia de personas mayores de 60 años hasta que termine la emergencia, dentro de esa guía a cumplir están: limpieza y desinfección de todas las áreas cada 60 minutos, eliminar dispensadores de agua compartidos, evitar aglomeración de personas en cualquier área o actividad, trabajar bajo previa cita, verificar la temperatura de los socios, uso obligatorio de mascarilla, entre otros.

También afirmó que los dueños de los gimnasios están comprometidos con la causa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *