Un año atípico para celebrar el Día Internacional de la Enfermería

El 12 de mayo enfermeras y enfermeros celebran su Día Internacional con ocasión del aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, pionera de la enfermería moderna y fundadora de la primera escuela de enfermeras del mundo.

En este año 2020, si cabe, hay más motivos para celebrar el importantísimo rol que las enfermeras desempeñan en la sociedad. La covid-19 ha puesto de manifiesto la relevancia de la enfermera en el abordaje de la actual crisis sanitaria.

Las enfermeras han cogido las riendas y son uno de los principales motores de la sociedad dedicados a paliar los devastadores efectos de esta pandemia sobre la población. Es evidente que las enfermeras tienen mucho que aportar para mejorar el Estado del bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía.

Desgraciadamente ha tenido que ser una pandemia de una magnitud sin precedente la que más visibilidad ha dado a la labor que realizan estos profesionales de la salud.

Durante estos últimos dos meses se ha resaltado el trabajo de médicos y enfermeras, considerados héroes. Pero no son héroes: son personas de carne y hueso. Eso sí, formadas para atender profesionalmente a los que sufren, a los vulnerables y a los necesitados; para estar presentes en los momentos más duros de la vida de las personas.

A propósito de este día, el papa Francisco rezó este martes por los enfermeros y enfermeras, y dijo que son ejemplo de “heroísmo” frente a la pandemia del covid-19 que azota al mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *