LigaPro estudia torneo descentralizado desde julio y sin descensos por dos años en Ecuador

Un torneo descentralizado dividido inicialmente en dos grupos que pueda iniciarse en julio y que no contemple descensos está en análisis en la Liga Profesional de Fútbol (LigaPro), que se mueve hacia una eventual reanudación del balompié ecuatoriano este 2020.

El campeonato nacional de fútbol, cuya edición de este año se disputaba hasta media jornada 5, se suspendió el pasado 14 de marzo en medio de la emergencia por la pandemia de coronavirus.

Desde entonces, tanto LigaPro como sus 26 clubes asociados han evaluado progresivamente mecanismos para retomar la actividad deportiva. De acuerdo con Miguel Ángel Loor, la institución analiza un plan de reanudación que debería ser confirmado esta misma semana, de tal forma que luego sea el Consejo de Presidentes de LigaPro –cada uno de los clubes– el que debata y apruebe o desapruebe el formato de la competición.

«No se trata de una propuesta definitiva, pues aún se está analizando» la viabilidad, dijo el principal de LigaPro al detallar que el torneo nacional de este año estaría dividido en dos grupos de ocho equipos, cada llave de acuerdo con la cercanía geográfica. Así, uno de estos comprendería a los clubes de Pichincha y Tungurahua (Aucas, El Nacional, Independiente del Valle, Liga de Quito, Macará, Mushuc Runa, Técnico Universitario y Universidad Católica) y el otro al resto del país (Barcelona, Delfín, Deportivo Cuenca, Emelec, Guayaquil City, Liga de Portoviejo, Olmedo y Orense).

«La idea es que las distancias (de desplazamiento) sean cortas, en lo posible, y evitar riesgos de contagio», explicó Loor. «Será discutido entre todos».
El ganador de cada grupo accedería a la final nacional del certamen, donde se definiría el campeón.

Sin descensos

En este mismo marco, al igual que sucedió en 2018 en la antesala del nacimiento de la LigaPro, se prevé cancelar los descensos por dos años y que asciendan cuatro equipos para la temporada 2021. El torneo del próximo año mantendría el formato de la propuesta actual, pero con diez equipos por grupo al ser ya 20 participantes en total.

La idea, «estabilizar a los clubes económicamente y no presionarlos (con la posibilidad del descenso) para que quiebren».

A la espera de reafirmarse la propuesta y que los clubes estén de acuerdo, la Liga Profesional persigue que pueda iniciarse un nuevo campeonato –se descartaría lo disputado hasta marzo pasado, pues «se jugaron pocos partidos»– en julio próximo. Los entrenamientos retornarían a partir de junio.

Por otra parte, la Liga ha desarrollado un protocolo sanitario que prevé entregar para su aprobación al Comité de Operaciones Emergentes (COE nacional), aclaró Loor. De aquello dependen los tiempos y movimientos que maneja la institución deportiva. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *