El protocolo para volver a las canchas en Ecuador no estipula el uso de mascarillas

Los jugadores del balompié ecuatoriano no tendrán que utilizar mascarilla ni guantes cuando regresen a la actividad deportiva sobre la cancha, en los entrenamientos y en los partidos con sus respectivos equipos, según el protocolo de la salud en contra del coronavirus que realizaron los cuerpos médicos de los 16 clubes de la Serie A.

“El protocolo que elaboramos los médicos de los clubes no toma en cuenta el uso de mascarillas en los entrenamientos, la participación en partidos o la competencia como tal. Por supuesto, tenemos claro la cuestión fisiológica del jugador”, recalcó el jefe del cuerpo médico de Aucas, Daniel Rosales, sobre el documento que ya entregaron a LigaPro.

En el plan de seguridad sanitaria se estipula que los deportistas tienen que portar el equipo de protección personal (mascarilla, guantes y desinfectante) para las circunstancias ajenas al entrenamiento y en las fases previas a la ejercitación de la plantilla como: en su traslado, en el transporte y en el momento que se tiene que mantener el distanciamiento social.

“Sí se toma en cuenta el uso de mascarilla, pero para las actividades que tengan que hacer los jugadores y que estas no impliquen la parte física, la verdadera función de estas; porque obviamente es un equipo de protección personal y todos tenemos que cuidarnos en este momento”, resaltó el galeno del equipo oriental.

Rosales explicó que, al usar el protector, que cubre la nariz y la boca de la persona, genera que el deportista entrene bajo las circunstancias de hipoxia (es un estado de deficiencia de oxígeno en la sangre, células y tejidos del organismo) y puede provocar problemas de salud en el futbolista.

“Técnicamente es imposible que usemos una mascarilla en un entrenamiento. Si alguien juega bajo el estado de hipoxia tendrá una menor capacidad de captación de oxígeno del ambiente. Además, de la acumulación del CO2 (dióxido de carbono) que se produce por la misma respiración. Con una mascarilla puesta dificulta un poco ese intercambio gaseoso”, dijo el médico.

Bosco Mendoza, exjefe del cuerpo médico de Barcelona, también recalcó que el uso de la mascarilla tiene repercusiones en la persona porque no son para la actividad física y, por lo tanto, no se debería reiniciar el fútbol nacional.

“Lo idóneo sería no volver a jugar hasta que haya una cura, hasta que todo esté normal. Los jugadores se pasan las manos por la cara y boca porque sudan constantemente, y eso no lo van a poder evitar. Aparte acarrea la existencia de elementos nocivos para la salud”, expuso el galeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *