En Ibarra enterraron el cuerpo de una extranjera tras confundirla con otra fallecida por covid-19

Indignación. Ese es el sentimiento que comparten los familiares y amigos de Solange Ortiz, una mochilera de Chile que falleció el 8 de abril del 2020, en Otavalo, y de la ecuatoriana Martha Santillán, que murió el 13 de abril último en Ibarra, en la provincia de Imbabura, ubicada en el norte de Ecuador.

Los cuerpos de las dos mujeres fueron ingresados en la morgue de Ibarra. Ortiz, que tenía 34 años, perdió la vida en un accidente de tránsito en la vía Panamericana, en circunstancias que están en investigación. Mientras que Santillán falleció víctima del covid-19, según consta en el certificado de defunción.

Varios vecinos de Martha Santillán colaboraron en los trámites para retirar el cuerpo y solicitar un espacio en un camposanto para su sepultura, porque los padres de la víctima sobrepasan los 82 años y son de escasos recursos económicos.

Jorge Arteaga, uno de los vecinos, comenta que la Alcaldía de Ibarra donó el nicho en el cementerio San Miguel de Ibarra.

También explica que debido a la emergencia sanitaria que vive el país, a causa de la pandemia de covid-19, no se les permitió el reconocimiento del cadáver, ni el acompañamiento durante la sepultura. Ellos acogieron esas medidas establecidas en el protocolo para estos casos.

Arteaga recuerda que funcionarios protegidos con los trajes especiales de bioseguridad se encargaron de trasladar el cuerpo y enterrarlo, el 14 de abril pasado.

Mientras tanto, la noticia de que la turista extranjera había desaparecido circuló por las redes sociales de sus allegados. Luego se enteraron que el cuerpo de Solange Ortiz fue ingresado en la morgue.

Daniel Rodríguez, quien habla desde Chile en representación de la familia y amigos de la viajera, asegura que se informó el caso al cuerpo diplomático de su país en Quito.

Indica que cuando se realizaba el trámite para retirar el cuerpo de Solange Ortiz, en la morgue de Ibarra le informaron que había sido entregado por error a otra familia.

Posteriormente, se realizó la exhumación y se trasladó el cadáver de la extranjera al Servicio de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Quito, según informó la Fiscalía.

La emergencia sanitaria ha dificultado realizar las pericias correspondientes y la movilización.

En Santiago de Chile, de donde la mochilera era nativa, estamos desesperados. Así comenta Cecilia Montupil Bustos, una de sus amigas.

También cuenta que Ortiz se despidió de su familia en el 2018 con el sueño de recorrer Latinoamérica por tierra. Antes de llegar a Ecuador había visitado Bolivia y Perú.

Mientras tanto, a los familiares y amigos de Marta Santillán les comunicaron que fue sepultada en otra tumba del cementerio San Miguel de Ibarra. Sin embargo, sus allegados comentan que hay dudas de que se trate de ella, por lo que solicitarán la exhumación del cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *