Hay déficit de ataúdes en Guayaquil, según la Asociación de Funerarias

Solo 20 de las 120 funerarias que hay en Guayaquil están trabajando. Así lo informó el presidente de la Asociación de Funerarias del Puerto Principal, Merwin Terán, la mañana del miércoles 1 de abril.

El directivo detalló que la mayoría de los negocios ha cerrado sus puertas por miedo a posibles contagios de covid-19 durante los servicios funerarios. A esta problemática se suma un déficit de ataúdes en la ciudad. Según Terán, por las restricciones de la emergencia sanitaria que vive el país, desde hace 15 días, los artesanos que confeccionan los cofres no han podido conseguir los materiales elementales para su trabajo. “No hay dónde comprar la madera para las cajas, los almacenes que venden pintura y tela tampoco están abiertos. Así no se puede trabajar”, señaló Terán.

Pero las quejas de las funerarias no se limitan solo a los ataúdes. El directivo indicó que también tienen inconvenientes con los trámites para conseguir bóvedas en los cementerios de la urbe porteña.

“Los cementerios no nos quieren dar espacios, solo están entregando nichos a sus clientes”, dijo.

Por eso, los familiares de los fallecidos están optando por llevarse los cadáveres a cantones cercanos como Salitre, en donde una bóveda puede costar USD 120, mientras que en la ciudad de Guayaquil los valores llegan hasta los USD 1 300. Sin embargo, esta alternativa no ha prosperado, pues “la Policía no permite que los ataúdes salgan de la ciudad”.

La emergencia sanitaria ha generado que el número de fallecimientos se incremente y que los procesos de defunción tengan demoras. De allí que los servicios exequiales han tenido mayor demanda. Por ejemplo, las funerarias antes tenían entre 15 servicios al mes. Ahora, al día reciben entre 14 y 20 solicitudes de servicios.

Por su parte, las autoridades han informado que las funerarias deben ampliar sus horarios laborales hasta las 17:00 todos los días. Incluso, el comandante de la Policía, Patricio Carrillo, dispuso que se realicen partes policiales de las funerarias que se nieguen a dar los servicios exequiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *