Médicos de Nueva York encaran una guerra contra el covid-19

La rapidez con la que se extiende el virus en Estados Unidos abarrota las salas de espera de los hospitales. Mientras los países europeos se preparan para segundos picos de contagio.

Estados Unidos alcanzó un hito sombrío ya que la cantidad de muertes relacionadas con el coronavirus (covid-19) superó ayer las 1.170, con más de 80.000 casos positivos registrados en el país, según la Universidad Johns Hopkins.

La mayoría de los fallecidos son mayores de 70 años, pero el virus también hospitaliza y mata a estadounidenses más jóvenes. La mayor parte de las víctimas son hombres y la mayoría también tenían condiciones de salud subyacentes.

La enfermedad terminó con personas en 42 Estados y territorios y el Distrito con la mayor cantidad de muertes es Nueva York. Hospitales colapsan en NY Salas de espera demasiado llenas de personas contagiosas.

Pacientes que esperan seis horas para ser atendidos. Otros en camillas aguardan de 50 a 60 horas por una cama. Doctores que intentan desesperadamente obtener más ventiladores. Eso es lo que es estar en la primera línea de la pandemia de coronavirus en un hospital público de la ciudad de Nueva York, dijo Rikki Lane, médico de la sala de emergencias del Centro Hospitalario Elmhurst, en Queens. “Nuestro hospital nunca ha visto algo de esta magnitud”, dijo Lane, quien trabajó durante más de 20 años en Elmhurst, un sanatorio público con 545 camas. Lane dijo que el departamento de emergencias está “abrumado” desde hace aproximadamente tres semanas y que el hospital necesita ayuda desesperadamente a medida que el coronavirus se propaga por la ciudad, que se convirtió en un epicentro del virus de rápido crecimiento con más de 21.000 casos conocidos y 281 muertes a partir de ayer jueves.

El nosocomio pasó semanas ampliando las áreas dentro de las instalaciones que utiliza para alojar a los pacientes contagiados con coronavirus, pero la creciente afluencia de los pacientes es “inconcebible”, dijo. “Cualquier espacio que creamos se llena de inmediato”, agregó.

Los médicos de los hospitales de la ciudad de Nueva York que trabajan en la lucha contra el coronavirus describieron “una batalla desesperada” para atender a los enfermos a medida que los casos continúan aumentando, con el pico de la enfermedad aún a semanas de distancia.

El hospital necesita ayuda crítica con “todo a lo largo de la cadena de suministros”, incluidos los suministros, el personal, los ventiladores y el espacio de la cama, dijo Lane. “La necesidad crece exponencialmente con el paso de los días ”, dijo.

El gobernador Andrew Cuomo dijo que Nueva York podría necesitar hasta 140.000 camas de hospital a medida que el virus llega a su punto máximo y pidió al Gobierno federal enviar suministros, incluidos decenas de miles de ventiladores.

La ciudad también está agregando una nueva morgue improvisada antes del aumento del virus. Anthony Almojera, vicepresidente del sindicato de oficiales de EMS del Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York, dijo que los servicios de EMS habían estado recibiendo llamadas récord. “Anoche vimos más de 6.500 llamadas, la noche anterior a 6.400”, dijo. “La última semana y media hemos estado en 5.000 o más todos los días. Eso es más que el 11 de septiembre de 2001. En los últimos dos días, hemos establecido récords”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *