Hay preocupación ante la posibilidad de llevar camas de hospitales manabitas a Guayaquil

La posibilidad de trasladar camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), de los hospitales de Manabí hacia Guayaquil, preocupa. 

Bosco Mendoza, presidente de la Asociación de médicos del Hospital Verdi Cevallos, dijo que de darse esto afectaría al sistema de salud local. “Pienso que en Manabí tiene que reventar también en algún momento esta epidemia”, señaló. Mendoza agregó que ayer recibió a  personal del Hospital de Especialidades que le informó que las camas desocupadas de UCI, más que todo los ventiladores, iban a pasar a Guayaquil.

Esta casa de salud cuenta con 30 camas de UCI y hasta ayer, seis estaban ocupadas, indicó Mendoza. Nakin Véliz, coordinador zonal de Salud, dijo anoche que no han recibido ninguna notificación por escrito para el traslado de estos recursos. 

Sin embargo, el viceministro de Salud, Ernesto Carrasco, en una comparecencia ante la Comisión de Salud de la Asamblea, dijo que barajan algunas opciones para solucionar el “tope” de las camas de UCI en Guayaquil. Entre esas, es trasladar equipos de terapia intensiva de un hospital de Manabí.

Carrasco, dijo además que se analiza la posibilidad de que el hospital móvil de Pedernales sea trasladado a Guayaquil para suplir la falta de camas en unidades de cuidados intensivos.  El alcalde de ese cantón , Oscar Arcentales, dijo que «esta casa de salud sirve a Pedernales y Esmeraldas, en un área de influencia de 13.000 habitantes”, afirmó. 

Señaló que aunque no hay casos confirmados en este cantón, tal como se están dando las cosas deben estar preparados, lo que no podrán hacer si les quitan el único centro de atención en salud que tienen.

Recordó que cuentan con un hospital móvil de carpas y furgones, con un quirófano, el cual presta atención hace cerca de un año, y fue ofrecido por el presidente Lenín Moreno hasta que se construya el hospital general. “¿Dónde atenderemos a los infectados? Espero que el Presidente haga caso omiso a lo pedido por el viceministro; el COE provincial nos dijo que el hospital se queda aquí y eso esperamos”, añadió Arcentales. 

Julián Phillips, miembro de la Veeduría para la construcción del hospital, aseguró que “cuenta con dos camas para operaciones, el resto son camillas, hay huecos en las carpas que si se desmontan se dañan en su totalidad, no hay respiradores, la climatización falla en el área de cirugía, no hay climatización en triaje sólo hay ventiladores, tienen migajas, pero es lo único que hay y que ha permitido salvar vidas”. 

Indicó que este hospital no está preparado para recibir a infectados con coronavirus, pero que trasladarlo a Guayaquil y dejar desprotegido a Pedernales es una locura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *