Viceministro de Salud separó a los funcionarios que fotografiaron cadáveres con COVID-19 en Guayaquil

El viceministro de Salud, Ernesto Carrasco, procedió a separar a los funcionarios que tomaron fotografías de los cadáveres en uno de los hospitales que tratan a pacientes con COVID-19, en Guayaquil.

Lo reveló en una comparecencia virtual ante la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, en la que reconoció que son reales las imágenes de cadáveres que circulan por redes sociales, que corresponden al hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil, y que se sancionó de manera inmediata con la separación del cargo a las personas que tomaron esas fotografías; pues “estos infelices han estado posando al pie de los cadáveres, es un manejo irresponsable”, afirmó.

Aclaró que no se está ocultando información, que habrá fallecidos por el COVID-19, pues hay casos de personas que llegan a morir a los hospitales y ni siquiera alcanzan el tratamiento.

Explicó que se han realizado convenios con funerarias que colaborarán con la cremación de cadáveres como Parque de la Paz y la Junta de Beneficencia que cremará catorce cuerpos diarios; aunque dijo que esta última institución quería cobrar, pero que se llegó a un acuerdo por la emergencia.

Carrasco además afirmó, ante los legisladores, que no hubo una buena organización en la ejecución de la partida presupuestaria por parte de la exministra de Salud Catalina Andramuño para la emergencia sanitaria, que existen recursos, pero que no se realizaron las adquisiciones de respiradores y material médico con la debida anticipación.

Insistió en que hubo “un mal direccionamiento de estos recursos de no convocar rápido a concursos y subir a compras al portal y eso nos está pasando factura ahora, esto se está arreglando”.

Traslado de pacientes

El viceministro de Salud, desmintió que se esté trasladando pacientes a Quito, aunque se está llegando al tope de la capacidad, pues quedan muy pocas camas de UCI, pero se habilitará un hospital que está en construcción de una empresa privada; aunque se sugirió la movilización del hospital de Pedernales, donde hay quince espacios de terapia intensiva.

Dijo que en el Guasmo sur en Guayaquil se habilitó un ala entera con 30 camas más con terapia intensiva, para lo cual se compraron cien respiradores más.

“Los pacientes no se están trasladando a otras ciudades”, afirmó Carrasco, pues dijo que es casi imposible hacerlo.

Respecto a la situación del hospital de Machala, Teófilo Dávila, dijo que había un problema de transporte y para ello, el Municipio está ayudando en eso.

Aclaró que muchos médicos y enfermeras que se contagian no es en el hospital, sino que han adquirido la enfermedad comunitariamente, y que cuando llegan al hospital se enteran de que son casos positivos; entonces, los demás colegas van a aislamiento.

Para los casos de contagio de médicos se está trabajando con el traslado de médicos rurales y que trabajan en los centros de salud.

Respecto a Machala dijo que hay cambios políticos que se tienen que realizar porque había problemas con el director del hospital. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *