En Manta se prohíbe la venta de animales en calles, mercados y locales no autorizados

Para acabar con el comercio ilegal de la fauna urbana, el Concejo Municipal de Manta aprobó una ordenanza que protege a los animales.

De 25 a 50 horas de servicio comunitario y 400 dólares (salario básico) son las sanciones por comercializar animales de compañía de manera ambulatoria. Es decir, en mercados, calles, parques, locales comerciales, entre otros.

Además, criar, reproducir o vender animales en criaderos no autorizados ni registrados, también es contemplado como una infracción grave en la ‘Ordenanza que controla la tenencia responsable, la convivencia armónica y la protección de la fauna urbana del cantón Manta’.

El comercio ilegal de animales se asocia en muchas ocasiones el maltrato animal.
Se separa a las crías de sus madres demasiado pronto, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *