El Sercop observó compras públicas con anomalías por $1.023 millones

La compra pública funciona diferente. Luego de dos certificaciones ISO, y de la salida del gobierno del expresidente Rafael Correa, los registros de adquisiciones estatales tienen evidencia de ahorro. En 2019, por ejemplo, el gasto sumó 6.066 millones de dólares, uno de los montos más bajos de la última década. 

En comparación, en 2016, las compras llegaron a 6.916 millones. Ese fue el último año completo de Correa en el gobierno. 

El contraste es aún más considerable si se revisan los datos de 2013. En ese año, el correísmo gastó 10.842 millones de dólares. 

En 2018, en cambio, el valor por contratación de bienes y servicios superó los 7.000,59 millones de dólares. Es decir, entre 2019 y 2018, se detectó una disminución de casi 1.000 millones de dólares.

Durante la presentación de resultados de compras estatales, realizado hoy, 27 de enero de 2020, el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) mostró que otro paso importante -y que se diferencia del gobierno anterior- es que se inspeccionan parte de los procesos de contratación. El año pasado, por ejemplo, se revisó el 63 % de todas las acciones de compra. De ese estudio, que no pudo llegar al 100 % de control por la abultada cantidad de compras diarias, se determinó que adquisiciones por 1.023 millones de dólares tuvieron observaciones que pausaron o suspendieron las compras. 

De ese monto, además, 441 millones de dólares fueron enviados a las entidades de control (Superintendencia de Control de Poder de Mercado, Contraloría y la Fiscalía General) para investigaciones adicionales. 

Silvana Vallejo, directora general del Sercop, destacó que ahora se llega al 63 % de control de los procesos de compra. En años anteriores, señaló, no existían controles y la mayoría de operaciones se cumplían sin controles ni acciones de transparencia. 

Fuente: expreso.ec

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *