El nieto mayor de Isabel II protagoniza un anuncio de leche en China

Peter Phillips, hijo de la princesa Ana, genera polémica con un ‘spot’ inusual para un miembro de la familia real y tras la crisis del príncipe Enrique


Es el caso de Peter Phillips, de 42 años, y primer nieto de la soberana. Ahora su nombre ha saltado a la palestra porque ha protagonizado un anuncio. En concreto dos, en los que publicita leche británica en China. Algo que llega en pleno huracán para la familia real británica, que se enfrenta estos días a la salida del seno de la misma de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle.

En las imágenes se ve a Phillips vestido de etiqueta en una gran finca campestre británica a la que llega una carroza que él observa desde una ventana de la planta superior. Entonces, un camarero le trae sobre una bandeja de plata una botella y un vaso de leche. El anuncio está rodado en Longleat House, una mansión de la zona de Wiltshire que afirma que no ha dado permisos para la grabación del anuncio, según informa el diario británico Daily Mail, que también explica que Phillips ha rechazado hacer públicos sus honorarios.

El anuncio ha despertado una enorme expectación en el Reino Unido, donde es poco habitual ver a algún miembro de la familia real saliendo de las tareas oficiales y realizando actividades del ámbito privado como anuncios. Sin embargo, ni Peter Phillips ni su hermana Zara forman parte de la estructura principal de la familia. Al contrario que su madre y algunos de sus primos, no tienen títulos oficiales (nunca fueron príncipe o princesa) y no realizan tareas de representación en nombre de Isabel II.

Peter es uno de los miembros menos conocidos de los Windsor. Nacido del primer matrimonio de la princesa Ana con el capitán Mark Phillips (se ccasaron en 1973 y se divorciaron en 1992), fue el primer nieto de Isabel II y Felipe de Edimburgo y, en su momento, quinto en la línea de sucesión al trono, aunque ahora es 15º. Nunca ha ostentado un título nobiliario. Peter, que trabaja para el Banco de Escocia desde hace 15 años, está casado con Autumn Phillips, antes apellidada Kelly, desde el año 2008. El matrimonio tiene dos hijas, Savannah, de nueve años, e Isla, de siete. Las niñas ocupan los lugares 16º y 17º de la línea de sucesión al trono británico.

No es la primera vez que las actividades privadas de Phillips levantan críticas en el Reino Unido. En mayo de 2008 su boda salió en portada de la revista Hello!, siendo entonces la primera exclusiva que vendían los Windsor. El diario Evening Standard llegó a calificarlo de «error real».

Fuente: El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *