Alfaro Moreno, dolido por las renuncias de los directivos en Barcelona SC

La interrupción en la aparente calma en el Barcelona que preside Carlos Alfaro Moreno duró 34 días, entre su posesión oficial en el cargo y la renuncia de ocho miembros de su directorio, la noche del pasado miércoles. El club canario, como se ha hecho habitual, volvió a ser noticia por temas exdeportivos cuando uno de sus vicepresidentes, Ramón Barredo, dijo el lunes anterior que el exdelantero no había respetado acuerdos para que se aplicara un plan de restructuración financiera, hechos previos a las elecciones. Así, 48 horas después de esa denuncia, ocho socios –entre los que no está Barredo– dejaron sus funciones para crear un remezón institucional.

Alfaro Moreno, junto con Aquiles Álvarez y Xavier Salem, vicepresidentes deportivo y financiero, respectivamente, se trasladaron a Manta, donde el equipo hace su pretemporada, para que el primero de ellos diera una rueda de prensa.

«Quiero ser claro a la hora de este cruce lamentable en redes sociales, de los dimes y diretes y de mezclar, inclusive situaciones políticas, que niego rotundamente. Mientras esta administración esté y por ser parte de lo que prometimos (en campaña) y vamos a concretar la reforma de los estatutos para impedir, y seguramente será para siempre, la participación política de alguien que represente al club», dijo el directivo.Alfaro Moreno prosiguió: «Asumo totalmente la responsabilidad de la salida de los dirigentes. He estado triste, golpeado. No es normal que se retire un grupo importante de directivos. Niego rotundamente que las diferencias del grupo tengan relación con algo político. Pedimos disculpas a las entidades financieras y a quienes las conducen por ese cruce de información y opinión que se ha venido dando».

Sobre lo que dijo Esteban Noboa, uno de los renunciantes, respecto a un plan de restructuración de pasivos que él y su grupo no pudieron aplicar por ser «excluidos de decisiones institucionales», Alfaro Moreno explicó: «Las comisiones fueron integradas por los directivos y se respetó esa conformación».

Dijo que en el tema de la comisión financiera la conformó Salem, quien goza de su confianza por tener experiencia en temas de ese orden. Reveló la sugerencia de los que se marcharon fue quizás el único punto de discordia.

Pero advirtió: «Quedó claro dentro del directorio que, a partir de este momento, a cualquier directivo que se exprese de manera pública sobre situaciones que deben resolverse adentro se le abrirá un expediente, sea quien sea». (D)

(Fuente: El Universo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *