El limón lo trasladó a Ayacucho

Jairo Loor cuenta que desde pequeño conoce lo que es la agricultura y su especialidad es la cosecha del limón.

El trajinar en el campo comenzó en su natal Mejía, sitio de la parroquia Picoazá del cantón Portoviejo.

Loor vive desde más de 20 años en la parroquia Ayacucho del cantón Santa Ana y es donde ha continuado con su tarea de cosechar el producto.

El aroma que sale de las plantas se siente desde lejos y el fruto, con su verdor característico, invade extensas zonas de la parroquia.

El agricultor dice que este cítrico criollo es el mejor del mundo y que nada se comprara con una limonada del nativo de la zona.

Él señala que ante la baja producción de mediados de año se introduce limón de Perú y Colombia. El menor valor de los afuereños hace que bajen los precios del producto local, afectando la comercialización.

«El introducido se lo vende hasta 16 dólares el saco y eso incide para que personas que lo utilizan para negocio en picanterías, lo prefieran», sostiene.

Ante este tipo de desventaja que se repite anualmente, Loor decidió incursionar en otra tipo de cosecha, la guanábana.

Este ha sido una alternativa valiosa ya que esta fruta es solicitada para la generación de productos procesados que tienen una alta demanda en el mercado nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *